Prueba

EL CEREBRO!!! Solo tu puedes crear nuevas redes neuronales a través de la experiencia
Loading...

jueves, 10 de febrero de 2011

1era reflexión del Foro I “Filosofía y la Gerencia”

Después de haber leído parte de las lecturas recomendadas en este foro presentaré una 1era reflexión acerca de la Filosofía y la Gerencia, comenzando por la conceptualización según la Real Academia Española a través de página web http://buscon.rae.es/draeI/ que es filosofía:

(Del lat. philosophĭa, y este del gr. φιλοσοφία).1.f. Conjunto de saberes que busca establecer, de manera racional, los principios más generales que organizan y orientan el conocimiento de la realidad, así como el sentido  del  obrar  humano. 2.f. Doctrina filosófica. La filosofía de Kant. 3.f. Conjunto de doctrinas que con este nombre se aprenden en los institutos, colegios y seminarios. 4.f. Facultad dedicada  en  las  universidades  a   la   ampliación   de   estos  conocimientos. 5.f. Fortaleza  o  serenidad  de  ánimo  para  soportar  las vicisitudes de la vida. 6.f. Manera de pensar o de ver las cosas. Su filosofía era aquella de vivir y dejar vivir. (Consulta: 09/02/2011)

Partiendo de esta definición, podemos decir que todos los individuos somos filósofos, ya que cada uno de nosotros pensamos y vemos las situaciones de manera distinta, en nuestro caso como gerentes investigadores buscamos orientar nuestras acciones y conocimientos de manera metódica, razonable, lógica siempre sustentada en argumentos para darle respuestas a las necesidades que se presentan en nuestro quehacer diario.

En este mismo orden de ideas bajo la perspectiva filosófica gerencial tenemos la opción de hacernos varias preguntas desde diferentes puntos de vistas: postura ontológica ¿qué es el gerente dentro de las organizaciones?, postura axiológica ¿qué valores tiene el gerente y cómo se reflejan en las organizaciones? postura sociológica ¿cómo se encuentra el gerente dentro de la sociedad?, postura epistemológica ¿en dónde radica el origen del conocimiento de la gerencia?, postura psicológica ¿de dónde vienen las acciones del gerente?, en fin, nos encontramos sumergidos dentro de este universo de conocimientos y tenemos la oportunidad de asumir una posición o varias posiciones para generar nuestra propia filosofía de vida gerencial.

En armonía con lo manifestado anteriormente parafrasearemos a Bédard (2003), la cual nos presenta un rombo donde une praxeología, epistemología, axiología y ontología indicándonos que se unen para complementarse e interrelacionarse, creando de esta manera una vinculación condicionada por la presencia de cada una de ellas, y que por otro lado cada una de ellas se ocupan de un espacio dentro del período de vida del individuo, dándole sentido así a lo que hace y reduciendo a través de la experiencia y el conocimiento posibles errores.

Uniéndonos a este sentimiento decimos que nuestra filosofía gerencial parte de nuestra familia, del hogar, ya que ése es un laboratorio de aprendizaje, es allí donde nos desarrollamos primeramente, donde nos identificamos con modelos y referencias, es donde absorbemos y conformamos nuestra información primaria, en donde el quehacer cotidiano de nuestros padres se convierte en disciplina, hábitos, costumbres, tomando decisiones, saliendo adelante a pesar de las circunstancias, obedeciendo, respetando, es decir, un sin fin de actividades que nos dan como gerentes nuestras raíces históricas, biológicas y sociales, identidad personal y sexual, el estar siempre vinculado con ser competente en lo que se decida hacer sin temor a fallar; todas estas vivencias forman parte de nuestra filosofía gerencial.

A modo de conclusión decimos que nuestra pasantía en la vida, vista como filosofía gerencial, tiene implícitamente la ontología, axiología, sociología, epistemología y otras, que vienen desde los padres, abuelos, tíos, parientes, hermanos, conocidos, amigos, cónyuges, es decir, un conjunto de personas que nos han apoyado, premiado, castigado, enseñado modelos de efectividad, eficiencia, eficacia o todo lo contrario. Este proceso evolutivo de infinidades de relaciones y contactos, son nuestras fuentes para activar mecanismos para resolver las dificultades diarias; estos escenarios cambiantes hay que vivirlos, hay que experimentarlos, ya que no se encuentran en los textos, libros, revistas científicas, son esas fuentes originarias definitivamente las que sellarán nuestra filosofía gerencial.

Referencia bibliográfica

Bérdad, R (2003). Los fundamentos del Pensamiento y las Prácticas Administrativas. El Rombo y las cuatros dimensiones Filosóficas. AD-MINISTER. Revista  de  la Escuela de Administración. Universidad EAFIT. Número 3. Medellín. Pág. 68

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Es importante Tú OPINIÓN