Prueba

EL CEREBRO!!! Solo tu puedes crear nuevas redes neuronales a través de la experiencia
Loading...

jueves, 1 de diciembre de 2011

Gerencia y transformación estratégica

Gerencia y transformación estratégica
Dossier

Msc. Demian Uzcátegui
Candidato a Doctor en Ciencias Gerenciales
UNEFA

Los grandes avances tecnológicos, las crisis financieras, jurídicas, ecológicas y políticas, que dan lugar a un nuevo orden económico y estructuras sociales, es lo que ha impulsado a las organizaciones a buscar nuevas estrategias y modelos gerenciales, que nos permitan hacer las transformaciones y cambios necesarios para afrontar este mundo en constante incertidumbre.

Para ello se han presentado diferentes teorías, posturas paradigmáticas en el desarrollo organizacional, que nos sirvieron de referentes para identificar los elementos necesarios para realizar cambios en nuestras organizaciones.

Pudiésemos comenzar con la flexibilidad y adaptabilidad que deben tener todas las organizaciones para hacerle frente a un ambiente ambivalente, multireferencial y multidimensional, todo ello con la finalidad de lograr inercia organizacional necesaria, que nos aleje de esta manera de los enfoques mecanicistas y nos acerque a explorar y desarrollar nuevas estrategias válidas para alcanzar efectividad y eficiencia dentro de las organizaciones.

Bajo este mismo orden de ideas, estamos frente a una clara necesidad de desaprender y aprender conductas, comportamientos, hábitos, costumbres…, que se encuentran anclados en los seres humanos que conformamos nuestras organizaciones y que ciertamente maximizan la resistencia a los cambios (dejar lo conocido, lo cómodo, lo familiar).

Para disminuir lo anteriormente mencionado, se plantean algunos aspectos que debemos tomar en consideración: los líderes del cambio deben estar comprometidos e identificados con el proceso de transformación que se lleve a cabo dentro de la organización; debe existir una comunicación clara y precisa entre todos los colaboradores involucrados en el cambio; se deben tomar en cuenta todas las capacidades individuales y colectivas para capitalizar de manera exitosa el cambio; a mayor complejidad del cambio, mayor será la necesidad de generar una estructura que sustente el mismo; según el tipo de cambio se debe contar con un equipo de diferentes áreas de conocimiento para tener la visión desde distintas perspectivas.

Otro aspecto que debemos tener en cuenta en la actualidad al momento de plantearse un cambio es la tecnología, para ello mencionaremos el liderazgo 2.0 en donde todo nos lleva a la nueva forma de crear valor colectivo a través de la colaboración, del trabajo compartido y retributivo, entornos personalizados, en donde el espacio para conversar, debatir, reflexionar y aportar información es capaz de generar confianza, transparencia e influir y provocar cambios positivos. Aunque ya se está hablando de la Web 3.0, manifestándose como el uso de aplicaciones que se conectan a otras aplicaciones y bases de datos para mejorar la experiencia de uso de una persona; contemplan el uso de tecnología 3D, utilizando inteligencia artificial, es decir, buscar nuevas formas de interacción en la web, así como la relación con las bases de datos.

En un último intento de acercarnos a la realidad organizacional se hace necesario mencionar el aspecto educativo en el caso venezolano, ya que bajo el paradigma educativo actual y según nuestra cosmovisión no es posible tener individuos preparados de manera holística, que puedan generar a través de la creatividad e innovación ideas que cambien y transformen nuestras organizaciones para satisfacer a cabalidad las cambiantes y crecientes necesidades que surgen en el mundo moderno, la obsolescencia rápida de los conocimientos, la falta de educación emocional, la subordinación del interés personal y el marcado individualismo que impera en la mayor parte de nuestra sociedad nos hace pensar que los procesos educativos deberían hacer cambios estructurales. Se requiere por tanto, otro tipo de educación. Una educación más perdurable e integral.

Ésta es una de las razones por la cual se puede pensar en una educación con carácter holístico, que origine una visión sistémica de las cosas y profundice en el propio ser humano, con sus distintos momentos y explorando todo su potencial, entendiendo la unión de los aspectos físicos, mentales, sociales, emocionales, morales, y espirituales, como un ser transformador de la sociedad, de la organización y gerente de su propia realidad y que como modelo educativo pueda constituir una respuesta al tema planteado.

A modo de conclusión, las organizaciones deben reconocer las señales de su tiempo, conocer e interpretar adecuadamente el verdadero significado de su existencia y su rol en la sociedad, es estar sobre todo tipo de funcionalidad, es escudriñar dentro de la esencia más íntima del ser humano, que es el cerebro, ya que de allí parten todas nuestras emociones, sensaciones, sentimientos, pensamientos, conocimientos, necesidades, deseos, movimientos…, que son debidamente regulados por la cultura, las normas y reglas de la organización y, mucho más allá, leyes que nos han impuesto en la sociedad a fin de controlar nuestra conducta y comportamiento.

Se hace necesario darle sentido al cambio como vocación, es fomentar la innovación y creatividad en todos los espacios, es decir, salir del cambio reactivo y pasar al proactivo, y no ver el cambio, la innovación, transformación y creatividad como una necesidad para ser más competitivo, para estar tener más posicionamiento en el mercado; es ver al cambio como una dinámica de estados y contenidos de vida cambiante, y que la misma surge, se desarrolla y se evapora en concordancia con el resto de las cosas en el mundo que tienen un devenir.

Lo que parece sí estar claro, es que como gerentes debemos conectarnos de manera introspectiva con las transformaciones y cambios que queremos generar y que sólo y únicamente es posible comenzar desde el yo, y para ello necesitamos comprender e interpretar los procesos mentales: su naturaleza, características, procesos y funciones que conlleva ser creativo, innovador, transformador, los cuales son agentes de cambio y estrechamente a esto, debemos construir equipos interdisciplinarios para afrontar realidades que se le presentan a las organizaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Es importante Tú OPINIÓN